Campanadas Nochevieja Puerta del Sol Madrid

Desde la Puerta del Sol de Madrid (España), casi en directo os ofrecemos las Campanadas de Fin de Año, Nochevieja, mejor dicho, os presentamos el ensayo, la prueba de las Campanadas de Nochevieja que se realiza cada año, el día 30 de diciembre, a las 12 de la noche, justo 24 horas antes de la celebración de las Campanadas de Nochevieja reales, las del 31 de diciembre, y que dada su creciente fama ha empezado a conocerse popularmente como las “Preuvas de las Campanadas de Nochevieja“, al anticiparse en un día al tradicional ritual de tomar las “Uvas de la Suerte“, las “12 Uvas“.

La tradición consiste en tomarse acompasadamente al son de las 12 campanadas de la medianoche de fin de año un total de 12 uvas, las “Uvas de la Suerte” (por suponerse que haciéndolo así esas uvas traerán suerte a lo largo de todo el nuevo año que comienza justamente en ese momento).

El centenario reloj de la Puerta del Sol tiene más de 150 años. Fue donado en 1865 al pueblo de Madrid por un relojero leonés de ideas liberales, José Rodríguez Losada, afincado por aquel entonces en Londres, a donde había tenido que huir perseguido por el absolutista Fernando VII, siendo este mismo maestro relojero el artífice del reloj que coronó el Big Ben londinense.

Este reloj tarda casi 33 segundos en dar las 12 Campanadas de Nochevieja (cada campanada simboliza una hora del PM) por lo que tienes casi 3 segundos para tomarte cada uva. Respecto de las uvas se recomienda tenerlas lavadas, peladas y ya despepitadas (como nosotros lo hicimos), para de ese modo no atragantarse ni quedarse al final con la boca llena de uvas cual simpáticos hámsters.

Para no confundirte sobre el momento en el que el ritual marca el comienzo de la ingesta de las 12 uvas, debes tener en cuenta que 28 segundos antes de las doce de la noche (momento en el que empezarán a sonar esas 12 campanadas principales) desciende en el templete del reloj su gran bola de latón, a modo de “aviso” de que el año va a terminar, y al mismo tiempo suena un rápido repiqueteo durante un total de 8 segundos, al cabo de los cuales empiezan a sonar 4 pares de campanadas, conocidos como “cuartos“, con dos campanadas cada uno.

En muchas publicaciones y lugares de Intertet, incluidos algunos muy famosos, se dice que la costumbre de tomar las “uvas de la suerte” data de principios del siglo XX, y que tuvo su origen en una operación de marketing llevada a cabo por agricultores del levante español que ante un supuesto gran excedente de cosecha de uvas decidieron traerlas a Madrid y casi regalarlas para promocionar o iniciar esa costumbre de tomar las uvas al finalizar el año.

Pero no es así, la cosa de viene de mucho antes, tal como han descubierto un par de bloguers españoles, a los que les estamos agradecidos por sus investigaciones:

Gracias a ellos, tenemos noticia de que este ritual de “tomar las uvas” al finalizar la última noche del año ya se celebraba en 1892, así nos lo indica la portada del diario liberal “La Iberia”, publicado el 1 de enero de 1893.

Parece ser que primero se hizo costumbre entre la aristocracia madrileña y que fue extendiéndose paulatinamente a otras capas y grupos sociales de Madrid, de modo que a principios del siglo XX ya era una fiesta popular y mucho más ruidosa que en sus comienzos. Igualmente se disemina paulatinamente por toda España llegando a otras importantes ciudades españolas a principios del siglo XX.

Este acontecimiento se fue luego haciendo más y más famoso al ser retransmitido a toda España por radio y, desde 1962, por televisión, por parte de TVE, que tuvo el monopolio de la televisión en España hasta casi 1990, año en el que este evento ya se había hecho un imprescindible de toda sobremesa de la Cena de Fin de Año en España.

Agradecemos al Hotel Europa de Madrid (http://hoteleuropa.eu) las facilidades prestadas para realizar este vídeo aprovechando sus espectaculares vistas a la Puerta del Sol, siendo el único con vistas directas a esta famosa plaza de Madrid.

Los mejores lugares del mundo.

Más artículos
Los mejores vídeos turísticos de Amsterdam